Salomé, la siempre dulce y paciente telefonista del periódico, me anunció la llamada, desde Canarias, del comandante Rafael Gárate.

    Mi buen amigo Rafa, piloto a Iberia, sabe de mis afanes e investigaciones tras los OVNIS. Y no dudó en llamarme a Bilbao.

    Tenía una buena noticia:

    -¿Puedes venir al archipiélago? -me soltó a bocajarro.

    -Pues, no sé. ¿Qué sucede?

    -He visto algo extraño.

    El comandante Gárate, vasco hasta la médula, es hombre serio, que jamás se habría decidido a dar este paso de no contar con una total seguridad. Así que mi curiosidad -esa inseparable compañera- se despertó al instante.

    -…He volado sobre la isla de Lanzarote -prosiguió-, y en las dos últimas noches hemos observado unas luces muy raras.

    -¿Luces…? Pero ¿dónde?

    -En un cráter apagado. Está situado al sudoeste de la isla. Lo llaman «Montaña Roja». Eran muy intensas y parecían alineadas en el fondo de la caldera. Pensé que podría interesarte.

    -Ya lo creo -le respondí entusiasmado-, pero, dime, ¿cómo eran esas luces? ¿Podría tratarse de vehículos o algo así?

     

    -No, no. He preguntado en Arrecife, y en «Montaña Roja» no hay nada: ni casas, ni instalaciones militares. Nada. Aquello está despoblado. Es un lugar desierto. Además, las luces eran demasiado potentes y numerosas. No podían ser faros de vehículos. Creo que debes venir cuanto antes. Podrías descender a ese cráter.

     

    La idea me entusiasmó. Pero al colgar el teléfono volví a la dura realidad. Allí, a pocos pasos de mi mesa, estaba el redactor-jefe: José María Portell.

     

    Y había que convencerle. Para mí, sin duda, aquélla podía ser una buena historia periodística. Además, parecía sencillo. Todo consistía en llegar hasta la cima de «Montaña Roja» y descender hasta el fondo de la caldera. Después, Dios diría.

     

    Recuerdo que era lunes, 12 de junio de 1978. Nadie podía sospechar que dieciséis días después, Portell sería ametrallado por ETA. Cuando me acerqué hasta él, José Maria debió de notar algo en mi rostro. Y sonrió maliciosamente:

    -¿Qué has descubierto?

    -¿Te interesa una buena historia? ¡En primicia!

    Portell sabía escuchar. Su carácter se había templado en los últimos meses. Era como si presintiera algo.

     

    -Hay que volar hasta Lanzarote. Y descender a un cráter. Acabo de hablar con un piloto de Iberia que asegura haber visto unas extrañas luces. ¿Qué te parece?

    José María Portell no sentía, ni mucho menos, una predilección especial por el asunto OVNI. Pero sabía distinguir. Y reconoció que aquélla, efectivamente, podía ser una noticia de primera página.

    -De acuerdo. Pero procura no romperte esa cabeza de chorlito…

     

    Y antes de que pudiera arrepentirse, abandoné la redacción a galope.

    Una idea empezaba a brotar en mi mente.

    Pero al exponérsela a Raquel, mi mujer, no pareció muy complacida. Y no le faltaba razón.

    Pasar tres o cuatro días, con sus noches, en la soledad de un cráter, se le antojaba tan absurdo como peligroso.

    Pero, una vez más, supo comprenderme.

    Y ese mismo día despegué de Bilbao, rumbo a Canarias. Estaba decidido: si esas luces descendían nuevamente

    sobre la caldera de «Montaña Roja», yo estaría allí, y con las cámaras fotográficas preparadas.

    Categories: Box1, Box2, Slider, ufo

    Comments

    Comments are closed.

    Featured Video

    Círculos en los cultivos

    Posted on Jul - 18 - 2014

    0 Comment

    Número áureo

    Posted on Jul - 18 - 2014

    0 Comment

    Unumpentio; elemento 115

    Posted on Jul - 18 - 2014

    0 Comment

    El ovni de Gáldar

    Posted on Jul - 12 - 2014

    0 Comment

    ¿Un ovni sobre Las...

    Posted on Jul - 12 - 2014

    0 Comment

    OOPArt???!!!???

    Posted on Feb - 4 - 2014

    0 Comment

    ¿Fue un ovni o...

    Posted on Jul - 12 - 2014

    0 Comment

    POSIBLE OVNI EN EL...

    Posted on Ene - 31 - 2014

    0 Comment

    UNA «CRUZ» EN LA...

    Posted on Ene - 31 - 2014

    0 Comment

    OVNIS EN CANARIAS: 5...

    Posted on Abr - 15 - 2014

    0 Comment

    Sponsors